Sarcoma: qué es y cómo se diagnostica

El Día Internacional del Sarcoma es la ocasión perfecta para tomar conciencia acerca de la necesidad de consultar ante la aparición de algunas señales que pudieran indicar que algo en su cuerpo no está bien, debido a que un diagnóstico a primario es la clave perfecta para hacerle frente a este tipo de cáncer no tan conocido por la población.


De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, se estima que a nivel mundial se registraron 20 millones de nuevos casos de cáncer y 10 millones de muertes producidas por esta patología. Por lo que, se prevé que la carga mundial por dicha enfermedad aumenta a unos 30 millones de nuevos casos para 2040, y el mayor crecimiento se producirá en países de ingresos bajos y medianos.





Qué es el Sarcoma

Para el doctor Dale Shepard de Cleveland Clinic, el sarcoma es un tumor maligno (canceroso) que se desarrolla en los huesos y/o tejidos blandos. Estos pueden comenzar en tejidos blandos como: la grasa (liposarcoma), el músculo (rabdomiosarcoma o leiomiosarcoma), los nervios (tumores de la vaina de los nervios periféricos), el tejido fibroso (fibrosarcoma), los vasos sanguíneos o linfáticos (angiosarcoma), y los tejidos profundos de la piel (sarcoma epitelioide).


En la actualidad, existen más de 70 subtipos de sarcomas y su tratamiento dependerá de varios factores, entre ellos: tipo de tumor, tamaño, ubicación y diagnóstico. De acuerdo con doctor Shepard, este tipo de tumor es raro y representan solo el 1% de todos los diagnósticos de cáncer en adultos y alrededor del 15% de los diagnósticos de cáncer infantil.


Diagnóstico y factores de riesgo

La sintomatología de esta enfermedad varía según la ubicación del tumor. Por ejemplo, es posible que algunos sarcomas no causen síntomas perceptibles en las primeras etapas. Mientras que algunos tumores pueden sentirse como un bulto indoloro debajo de la piel, y otros no provocan malestar hasta que crecen lo suficiente como para presionar a algún órgano. Entre las principales señales que se deben tomar en cuenta:

  • Bultos nuevos que pueden generar malestar o no

  • Dolor en una extremidad (brazo/pierna) o abdomen/pelvis

  • Problemas para mover el brazo o la pierna (cojera o rango de movimiento limitado).

  • Pérdida de peso inexplicable

  • Dolor de espalda

Ciertos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta patología, como: la exposición a productos químicos (exposición al arsénico y ciertos productos químicos utilizados para fabricar plásticos, herbicidas y conservantes de madera); la exposición a altas dosis de radiación por tratamientos previos contra el cáncer o condiciones genéticas en ciertos trastornos hereditarios y mutaciones cromosómicas.


Los procedimientos para tratar esta enfermedad incluyen cirugía, radiación, quimioterapia, terapia dirigida e inmunoterapia. En caso de ser diagnosticado con sarcoma, es importante considerar varias opciones de tratamiento y pronóstico con su médico de cabecera.





Acerca de Cleveland Clinic

Cleveland Clinic es un centro médico académico multidisciplinario sin fines de lucro que integra la atención clínica y hospitalaria con la investigación y educación. Ubicada en Cleveland, Ohio, se fundó en 1921 por 4 médicos distinguidos cuya visión era brindar una excelente atención al paciente con base en los principios de cooperación, solidaridad e innovación.


Cleveland Clinic fue la pionera de varios descubrimientos médicos, como la cirugía de derivación de la arteria coronaria y el primer trasplante de cara en Estados Unidos. U.S. News & World Report se refiere constantemente a Cleveland Clinic como uno de los mejores hospitales de todo el país en su encuesta anual “America´s Best Hospitals”. De los 72,500 empleados de Cleveland Clinic a nivel mundial, más de 5,050 son médicos asalariados e investigadores, y 17,800 son enfermeros(as) certificados(as) y proveedores de práctica avanzados, que representan a 140 especialidades y subespecialidades médicas.


Visítenos en clevelandclinic.org. Síganos en twitter.com/ClevelandClinic.