Este fin de año, no olvides que la obesidad es un factor de riesgo de cáncer

Viene la fiesta de fin de año, el espíritu de alegría, reconciliación y reencuentro es natural en el ambiente en esta fecha, pese a las condiciones de cuarentena por la pandemia del COVID-19.

En ANCEC nos envuelve esa misma alegría y nos llena de regocijo poder haber compartido este año contigo y ser un apoyo en la lucha contra el cáncer; bien sea a través de notas como estas donde te damos información y recomendaciones, o a través de nuestra función principal, y razón de ser, como es darte atención, cuidados y acompañamiento en el despistaje y tratamiento del cáncer.


¡Pero, esta lucha no debe detenerse! Junto con las fiestas de fin de año vienen las celebraciones y unos que otros kilitos de más. Por esa razón hoy te hablaremos de los peligros de la obesidad como factor de riesgo en el cáncer. Si bien para una gran variedad de cánceres la obesidad no es un factor de riesgo determinante, para otros sí lo es, tal es el caso de los asociados al aparato digestivo, como por ejemplo el cáncer colorrectal.


Un estudio realizado en la Universidad de Bristol, en Reino Unido, en asociación con la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer concluyó que el riesgo de cáncer por obesidad difiere entre hombres y mujeres. El estudio se realizó sobre más de 100.000 personas, revelando que un índice de masa corporal (IMC) alto es más peligroso para los hombres, mientras que una alta relación cintura-cadera (la circunferencia de la cintura dividida por la circunferencia de la cadera) es más peligroso para las mujeres.


Para descubrir esto utilizaron un enfoque llamado asignación al azar mendeliana que usa información genética como una medida indirecta del peso para investigar el efecto de diferentes medidas de grasa corporal sobre el riesgo de cáncer colorrectal en hombres y mujeres.


El resultado más notable de la investigación fue que un aumento en el IMC de aproximadamente 5kg/m2 incrementó el riesgo de cáncer colorrectal en un 23% para los hombres, pero solo en un 9% para las mujeres. Mientras que un aumento equivalente en la proporción cintura-cadera elevó el riesgo para las mujeres en un 25%, este fue solo del 5% para los hombres.


Tal vez te preguntes ¿cómo sé que he aumentado de peso para llegar un aumento de 5kg/m2 del IMC o su equivalente en la relación cintura-cadera? Tómenos como ejemplo una persona de 162cm de altura, 65kg de peso o masa, una cintura de 83cm y caderas de 105cm. El índice de masa corporal se calcula dividiendo la masa entre la altura al cuadrado (IMC = masa/(altura * altura) esto resulta que el índice de masa corporal de esta persona será 24,8kg/m2 justo el límite superior normal. Un aumento de 5kg/m2 implica un incremento de 13kg en su peso y 20% de su IMC.


Ahora pensemos en ese mismo aumento porcentual en la relación cintura-cadera. En el ejemplo la relación cintura-cadera originalmente es 0.8 (cintura/cadera) luego del aumento de peso la relación cintura-cadera seria 0.96. Con este aumento de peso y de IMC o relación cintura-cadera la persona tiene mayor probabilidad de padecer cáncer colorrectal, según el estudio citado.


Seguramente te sigas preguntando, y en mi caso ¿Cómo sé cuál es mi límite de aumento de peso para entrar en las estadísticas del estudio? No deseamos llenarte de demostraciones matemáticas y cálculos complejos, así que nosotros hicimos eso por ti. Para calcular tu aumento límite de peso debes usar la siguiente relación:

Aumento Límite de peso = 5*altura*altura


Claro como cualquier aumento de peso está asociado a un espacio de tiempo y un momento de comparación, te aclaramos que este aumento se debe considerar desde el momento en que superas el peso ideal según tu altura. A partir de ese momento los riesgos descritos empiezan a aparecer en ti. Es decir, si tu peso ideal es 60kg y según tu altura el aumento límite es de 13 kg, pero actualmente pesas 70kg basta con que aumentes 3kg más para que tengas los riegos de cáncer colorrectal descritos en la investigación de la Universidad de Bristol.


Hablemos de otros resultados del estudio de la Universidad de Bristol. La dra. Emma Vincent, una de las investigadoras que dirigió el estudio, resalta: “Nuestro estudio, es el más grande en analizar la diferencia entre la grasa corporal y el riesgo de cáncer colorrectal diferenciando entre hombres y mujeres…”. Por su parte, Natasha Paton, gerente de información de salud de Cancer Research UK, explica que “La mayoría de las investigaciones que relacionan el exceso de peso con el cáncer utilizan el IMC, pero este estudio se suma a la evidencia de que el exceso de grasa en la cintura también es importante”.


Los investigadores actualmente trabajan para comprender exactamente cómo el aumento de grasa corporal causa el cáncer colorrectal. Pero este es uno de los cánceres más prevenibles, solo hay que llevar una dieta equilibrada, un peso saludable y mantenerse activo. Así que recuerda, en estas fiestas disfruta y renueva tu entusiasmo, cuidando tu salud no solo del COVID-19 sino de las comidas y bebidas en exceso. Esta es una recomendación de la ANCEC en esta fecha.


¡Seguimos a tu lado durante las fiestas de fin de año!